Pronóstico de Tutiempo.net
Florencio Varela - Los malvivientes estaban escondidos en la cochera

Entradera violenta, delincuentes maltrataron violentamente a la empleada domestica

Elradardelusr.tv : 2/4/2014 : Fue Primicia : Único medio
Dos delincuentes ingresaron a una vivienda, sorprendieron a la empleada domestica a quien golpearon, lastimaron con un cuclillo, ataron y encerraron en el baño para luego robar todo lo que podían. Los propietarios se encontraban de vacaciones.
Ayer alrededor de las 8 de la mañana, en la calle Cabellos entre Córdoba y Brasil, de Florencio Varela, Cristina, empleada domestica de la propiedad, comenzaba a realizar sus  tareas.
Los dueños, ambos efectivos policiales retirados, estaban de vacaciones, y ella había quedado al cuidado de la casa y las mascotas.
Dos sujetos que estaban escondidos en la cochera sorprendieron a Cristina cuando estaba por comenzar a baldear los patios.
Los delincuentes que portaban armas blancas le propinaron golpes con el mango en la cabeza,  en el rostro, le clavaron la punta del cuchillo en su cabeza y le realizaron un corte superficial en el antebrazo izquierdo producto del forcejeo.
 Luego la  ataron de pies y manos a una silla,  dejándola en el interior de la bañera.
Los delincuentes  revolvieron toda la vivienda, y habrían sustraído entre otros elementos armas de fuego que había en la casa.
Luego se marcharon del lugar.
Cristina, quien fue trasladada el hospital Mi Pueblo por una ambulancia del SUME, y esperaba ser derivada por su obra social, dialogo en exclusiva con El Radar del Sur
Estaban escondidos en la cochera, me agarraron me golpearon, me pincharon con la punta del cuchillo, me cortaron, me preguntaban dónde estaba la plata, les dije que no sabía si había plata, que era la empleada, después me ataron sentada en una silla, los pies, las manos en la espalda con un cinta y me colocaron otra en mi boca, mientras  me seguían pegando y perdí el sentido
Después escuche que tiraban todo, y luego no oí mas nada, pasaron más de dos horas.
Con la lengua empecé a empujar la cinta hasta que logre subirla un poco, y grite para que me escuchara el vecino, pero como hace muebles tenia las maquinas encendidas y no oyó nada.
Hice fuerza con los brazos, enganche la cinta en la canilla de la ducha, tiré¦tiré¦.tiré y la pude romper.
Me arrastre hasta donde estaba el teléfono y llamé a la hija de los dueños.
La joven llegó al poco tiempo junto a la policía.
Cristina luego de ser atendida en el hospital Mi Pueblo, fue trasladada a un sanatorio de Lomas de Zamora, donde permanece internada en observación debido a fuerte dolores de cabeza producto de los golpes recibidos y de la pérdida de conocimiento .
Intervino la comisaria primera del Distrito.