Pronóstico de Tutiempo.net
Sufría peritonitis, la trataron por cistitis en el Hospital Mi Pueblo

F. Varela: Joven mamá, casi muere tras un mal diagnóstico

Elradardelsur.tv – 06/01/2022
El 31 de diciembre Natalia (24), fue llevada por David, su esposo, al hospital Mi Pueblo de Florencio Varela, padecía fuertes dolores en el abdomen, su vientre estaba duro y tenía fiebre. El médico de guardia le diagnostico infección urinaria y recetó la medicación correspondiente.  No le realizaron análisis de sangre ni de orín. Al paso de las horas, la joven empeoró, volvieron el 1ro, a las 5 de la mañana, no había médico. Ellos y otros enfermos, tuvieron que esperar hasta las 9 hs., allí le informaron que los remedios tardaban por lo menos 72 hs. para hacer efecto.
Natalia, no podía más, David la llevo al hospital de Solano, allí la atendieron, revisaron, hicieron análisis de sangre, fue trasladada en ambulancia al Hospital Iriarte de Quilmes, donde fue intervenida de urgencia.
Su estado de salud es reservado, los médicos explicaron a su esposo, que Natalia tenía una peritonitis purulenta, debieron realizarle un lavado agudo peritoneal, colocarle dos drenajes y medicarla. Ahora deben esperar unos días, aún no le certifican que no tengan que volver a operar.
David se comunicó con EL RADAR DEL SUR, para contar lo ocurrido.
Quebrado por la angustia vivida, nos dijo:
    “Mi mujer casi se me muere, por un mal diagnostico e impericia. La lleve al hospital Mi Pueblo. Eso fue el 31 de diciembre, el médico le dijo que tenía infección urinaria sin hacer ningún estudio, la medicó. , ciprofloxacina 500 y diclofenac 50mg. Ella cada hora estaba peor, volvimos al hospital por los dolores que tenía. Allí luego de aguardar por horas nos dijeron que debíamos esperar que haga efecto el antibiótico por lo menos 72 horas más.
 La llevé de urgencia al hospital de Solano, allí la revisaron e hicieron análisis, tenía los glóbulos blancos altísimos, sufría una infección muy aguda. La trasladaron al hospital Iriarte llegó y entró a cirugía. 
Los doctores dijeron que tenía reventada el apéndice, se estaba pudriendo por dentro. No entienden como aguanto el dolor, que esto lo tenía de hace varios días, que tendrían que haberle hecho estudios, Mi mujer casi muere, aún no sabemos si no tienen que volver a operarla. 
Tenemos dos hijos que nos esperan en casa. Natalia tiene 24 años, no es justo que le haya pasado esto, fue mal diagnosticada y eso casi le cuesta la vida.