Pronóstico de Tutiempo.net
Berazategui: después de varios años de lucha

Habilitaron el cuartel de Bomberos Voluntarios de Ranelagh

Elradardelsur.tv-01/12/2019

Luego de tres años de lucha y trabajo, el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires habilitó el cuartel de Bomberos Voluntarios de Ranelagh. 

La noticia de dio a conocer el 27 de noviembre pasado a través de la resolución 2019-1499 firmada por el ministro Cristian Ritondo, en la que se afirma que la propuesta es necesaria y pertinente. 

De esta forma el cuartel se convirtió en el número 282 de la provincia de Buenos Aires. 

En el documento se deja en claro los límites de su jurisdicción: norte, desde la ribera del Rio de La Plata hasta la intersección de Av. Eva Perón y Camino Gral. Belgrano, sobre la traza comprendida por la Avenida 33 y Av. Eva Perón, correspondiendo la numeración impar de la misma.

Al oeste sobre Camino General Belgrano desde la intersección de Av. Eva Perón y Camino Gral. Belgrano hasta la intersección de Camino y Nicolás Milazzo, correspondiendo la numeración par de la misma.

Al sur desde la intersección de Camino General Belgrano y Av. Nicolás Milazzo hacia la ribera sobre Milazzo, correspondiendo la numeración para hasta la intersección de Av. Milazzo y Av. Ranelagh.

Desde esa última intersección en dirección norte correspondiendo la numeración impar hasta el cruce con Av. República Argentina hacia la ribera por ésta última avenida, correspondiendo la numeración par. Desde allí, al este sobre la ribera del Río de La Plata.

Walter Pereyra, parte del destacamento, fue quien encabezó esta lucha. En abril del 2018, en diálogo con EL RADAR DEL SUR había manifestado que la localidad de Ranelagh no tenía cuerpo propio hasta que fue creado por los vecinos. 

Comenzaron a funcionar en sociedades de fomento, como sedes provisorias pero el intendente Juan Patricio Mussi se negaba a darles el aval: “No nos dejan ayudar, no nos dejan auxiliar a nuestros vecinos”, había expresado.

Luego de años de la lucha, trabajo, bronca e impotencia de verse limitados a ayudar a sus propios vecinos, hoy todos esos sentimientos fueron reemplazdos por la felicidad de haberlo logrado.