Pronóstico de Tutiempo.net
Florencio Varela : El padre había descendido, el animal se desbocó, el pequeño perdió el equilibrio, cayó y golpeó violentamente su cabeza

Imprudencia: Nene grave tras caer de un carro tirado por una yegua

Elradardelsur.tv : 19/10/2015- Fue Primicia-Imagen de archivo
El trágico episodio ocurrió en horas del mediodía del sábado 17, en las calles 1149 y Congreso, de La Carolina, Florencio Varela.
Fuentes policiales informaron a EL RADAR que Héctor Gabriel (12), sufrió graves traumatismos al caer de un carro tirado por una yegua que se había desbocado, 
Héctor se encontraba con su padre y otro joven cartoneando con el carro, al llegar a la plaza de La Carolina, el progenitor descendió a comprar cigarrillos, por razones que se tratan de establecer, algo asustó o irritó al animal que salió a gran velocidad, despidiendo al menor, que cayó violentamente impactando contra la calle, quedando inconsciente en el lugar.
Héctor fue trasladado a la sala del Barrio La Carolina y desde allí mediante ambulancia al Hospital Zonal.
El  menor presentaba fractura de cráneo con pérdida de conocimiento, contuso pulmonar y traumatismo varios, fue derivado  al Hospital de alta Complejidad El Cruce, donde le realizaron una neurocirugía, encontrándose estable internado en terapia intensiva pediátrica.
Un testigo del suceso nos relató Paso en la puerta de casa. Estaba a punto de salir con el auto cuando mire para la Izquierda (por si venía algún vehículo) y vi el caballo junto con el carro venir a todo lo que da, la verdad me asuste muchísimo al ver la velocidad en la que venía. El nene venía casi colgado del lado derecho trasero del carro, esta es una calle de tierra y con varios pozos y fue en uno de estos donde este chico se resbaló y cayó al piso. Fue tanto el golpe y la velocidad en la que venía que cayó del lado derecho y término a los 10 metros del lado izquierdo. Lo único que atiné a hacer fue apagar el auto y correr a la salita de La Carolina para pedir la ambulancia. Atrás del carro venía un chico corriendo que lo alzó y lo llevo al centro de salud. Lo más triste fue ver que el padre se preocupó en ese momento más por la yegua que se escapó que por el hijo. Se los juro que fue así, lo vi y lo escuche. El chico quedó inconsciente al instante y muy lastimado