Pronóstico de Tutiempo.net
Así lo confirmaron del Centro de Atención al cliente 

La cadena de supermercados Carrefour impone el uso de barbijo obligatorio  

Elradardelsur.tv-12/04/2020

Los clientes que hoy llegaban a la sucursal de Carrefour Express del centro varelense tuvieron la sorpresa que no podían ingresar si no tenían barbijo. 

Los genios que impusieron esta “normativa” exclusiva del mencionado mercado, no tuvieron en cuenta que los vecinos se habían desplazado hasta allí, no para distraerse sino por necesidad de compra. 

Los clientes no estaban al tanto de esta disposición impuesta por el mercado, ni el personal de seguridad sabía dar explicaciones, solo negaba la entrada a aquellos que no tuvieran barbijo.

Poco importó la necesidad de la gente.  

La producción de El Radar del Sur se comunicó con el Centro de Atención al Cliente de Carrefour donde consultamos por esta arbitraria y exclusiva restricción impuesta por el mercado, la respuesta obtenida fue “es por las normativas vigentes de salud” a lo cual respondimos que hasta el momento ni el Ministerio de Salud de Nación y Provincia, ni el Gobierno Nacional, Provincial y Municipal ni la Secretaría de Salud del partido, impusieron como normativa para circular o ingresar a comercios el uso de barbijo obligatorio. 

Luego el empleado del centro de atención al cliente expresó que la empresa tomó esa decisión pues los clientes exigen que el personal del mercado use barbijos y guantes, entonces resolvieron que aquellos que quieran comprar, deberían usar el barbijo al igual que los trabajadores, de lo contrario no se les permitirá la entrada. Confirmando en ese momento que esta normativa es para todas las sucursales de dicha cadena.

Consideramos y de esta forma lo expresamos que al menos esta cadena de supermercado internacional de origen francés debería tener la delicadeza de informar a sus clientes las medidas impuestas, considerando que las personas deben desplazarse para llegar a la sucursal más cercana y realizar su compra.

Comprendemos que lo que abunda no daña, pero a su vez resaltamos que cada cual no puede poner sus propias reglas.